Cómo usar tu japa mala

“Cuando la meditación es dominada, la mente es inquebrantable como la flama de una vela en un lugar sin viento”. Bhagavad Gita
Namaste,
hoy quiero compartir contigo una forma simple de usar el japa mala (yapa mala) en tu meditación diaria.
Voy a iniciar con las condiciones externas:
Silencio: es realmente necesario que encuentres un lugar en tu hogar o el espacio donde has decidido usar para meditar,  donde tengas silencio, sin distracción alguna,  para poder llevar tu atención hacia tu meditación.
Postura cómoda: encuentra la postura que es más cómoda para ti y que no debas de estarte moviendo. Para mí, la mejor postura es la posición de loto, pero para algunas personas que he conocido, prefieren otras, como tener apoyada la espalda en la pared o  practicar la savasana (acostado boca arriba)
Respiración:  es sumamente importante que tu respiración sea lenta y fluida. Algunos indican que hay que retener el aire y contar hasta x número, en mi caso, nunca me ha funcionado, así que,  aprendí a respirar a mi propio ritmo: lento, profundo y  fluido. Centra la atención en tu respiración.
Condiciones internas:
Determinación: deseas y quieres aprender a meditar.  Todo lo demás, llegará a su tiempo.
Antes de iniciar tu meditación, debes de tener en mente tu mantra, el mantra que usarás durante toda la meditación. Debes de usar el mismo mantra durante las 108 cuentas. Puedes cambiar de mantra una vez hayas terminado las 108 recitaciones.
Usando tu japa mala:
Una vez has encontrado el balance en tus condiciones externas,  tomas el japa mala con tu mano derecha, lo pones en tu dedo medio o anular,  con el dedo pulgar iras pasando cada cuenta hacia ti. La cuenta gurú (la grande)  no se usa en la recitación del mantra, es la conocida como Morada de los Dioses.
Una vez que has empezado a pasar cuenta por cuenta, no debes dejar de hacerlo hasta completar las 108 cuentas (el círculo completo),  para no cortar la energía que has iniciado. Si deseas continuar recitando el mantra, una vez terminada una ronda, gira el mala y comienza de nuevo en dirección opuesta. No debes pasar por encima de la cuenta gurú, la cuenta grande.
medita2
Repite el mantra en voz alta, en un susurro o en silencio, asegúrate siempre de mantener tus ojos cerrados y tu respiración uniforme, esto fomentará la concentración.
Usar el japa mala en nuestra meditación,  nos ayuda a dirigir la atención hacia un objeto, el japa, y uno mental, el mantra, con esto logramos una conexión espiritual con nuestro Ser Supremo.
Recuerda, el japa mala, es un objeto que te ayuda a conectarte con la divinidad, no es un objeto de joyería.  Úsalo  con respeto. El japa mala es completamente personal, se recarga con tu energía. No lo prestes ni uses el de otra persona.
Te dejo acá, cinco mantras con los que puedes empezar a meditar:
  • OM o AUM: es el mantra más conocido e  importante de todos. Es la Palabra más sagrada del budismo, ya que es la vibración del Todo, desde la cual se originó el cosmos.
  • OM AH HUM: mantra que potencializa la concentración, y  se limpia el espacio en donde se realiza la meditación.
  • OM NAMAH SHIVAIA: con este mantra se denota respeto, reverencias y se pide protección y ayuda a Shiva.
  • OM TARE TUTTARE: mantra que activa la fuerza interior, limpia el camino de los obstáculos internos  para la realización y fomenta la fe y la valentía.
  • OM MANI PADME HUM:  mantra por excelencia para conectarse y unirse a la divinidad y sabiduría universal. Está relacionado con la paciencia, disciplina, sabiduría y generosidad. Establece contacto entre el ser interno de cada uno y el Todo.

Diseño sin título (3)

 Que disfrutes tu tiempo en meditación,  que sea un tiempo hermoso de reencuentro contigo, de equilibrio, paz y armonía para tu Ser.
Cualquier duda que te pueda surgir, me puedes escribir a: contacto@malasartesanales.com escribirme en la página facebook o dejarme un mensaje aquí.
Que tengas un hermoso tiempo.
Namaste,
Üma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *